¿Mi fondo vale lo que cuesta?

¿Mi fondo vale lo que cuesta?

OVB Allfinanz España No Comment
noticias OVB OVB ALLFINANZ OVB Allfinanz Blog

¿Mi fondo vale lo que cuesta?

Los inversores y ahorradores buscamos una gestión eficiente y una rentabilidad coherente a las expectativas

Este es un debate que difícilmente podrá generar consenso entre los diferentes intervinientes en el mercado: las entidades financieras y gestoras de fondos en un lado y los inversores en el otro. Los intereses no siempre van encaminados en la misma dirección y eso provoca la necesidad, o más bien la exigencia, de que el ahorrador realice un seguimiento de la evolución de sus fondos. Especialmente cuando estos tienen comisiones superiores a la media, porque es ese caso deberán justificar que el sobreprecio pagado queda avalado por la calidad de la gestión.

trabajar en finanzas

Las entidades financieras deben cobrar por la gestión realizada, como no podría ser de otro modo. Otra cosa será discutir si la comisión de gestión aplicada es razonable y coherente con los resultados obtenidos y lo que es más importante, con la categoría en la que está definido el fondo. En España todavía podemos encontrar numerosos casos de fondos de categorías de reducido riesgo (renta fija a corto plazo, monetarios,..) o fondos indexados (donde la gestión es pasiva y no hay generación de alfa por parte del gestor) con comisiones propias de fondos de renta variable internacional.

trabajar en finanzas. exito-fracaso-

Los inversores y ahorradores buscamos una gestión eficiente y una rentabilidad coherente a las expectativas puestas en el fondo seleccionado. Todo ello a un coste razonable. ¿Pero qué podemos entender por razonable? Por ejemplo, que en un fondo monetario, especialmente en un contexto de bajos tipo de interés, la comisión de gestión se adapte al contexto de tipos. Si inviertes en un fondo monetario y el resultado es que la entidad gana más dinero que tu o bien acabas perdiendo dinero porque los costes de gestión superan la TIR esperada por la cartera del fondo, entonces podemos decir que hemos hecho un mal negocio.

Una forma sencilla de averiguar si su fondo es caro o barato, es conocer la comisión media de su categoría. Por ejemplo, si la tasa de gestión media de los monetarios fuese del 0,60%, aquellos fondos de la misma clase cuya comisión de gestión esté por encima de este nivel, podrían considerarse caros.

Leer más…                                 logo-finanzas-inversion

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: